Abomasitis y 煤lceras abomasales en becerras lecheras

Resumen

Abomasitis y 煤lceras abomasales en becerras lecheras

M.C.V. Ram贸n Alfredo Delgado Gonz谩lez

Universidad Aut贸noma Agraria Antonio Narro, Unidad Laguna

Torre贸n, Coahuila, M茅xico

Introducci贸n

La abomasitis es un trastorno espor谩dico de las becerras lactantes que se caracteriza por un inicio s煤bito con distensi贸n abdominal, depresi贸n, diarrea, c贸lico y muerte, las m谩s afectadas son menores de 3 semanas de edad. En los animales afectados se puede observar el rechinar de los dientes y salivaci贸n. La diarrea puede o no acompa帽ar a estos signos. Una vez que se presenta la distensi贸n abdominal, el problema es grave, durante la auscultaci贸n se puede percibir el sonido timp谩nico del abomaso. A la necropsia, el abomaso se ve com煤nmente hinchado y lleno de gas, ocasionalmente otras alteraciones son evidentes. El costo por las p茅rdidas de las becerras de reemplazo, debido a este padecimiento es muy alto.

Etiolog铆a

Clostridium spp con frecuencia se a铆sla de abomasos lesionados manifest谩ndose como una gastroenteritis hemorr谩gica y/o ulcerativa en becerras reci茅n nacidas y asociada a Clostridium perfringes (Tipos A, B, C, D y E). Se ha encontrado con abomasitis ulcerativas y enfisematosas en becerras, asociada al consumo de alimento grotesco como la avena. Este tipo de alteraci贸n abomasal se presenta en ovinos en una enfermedad denominada Braxy, la cual ha sido reportada en ovinos de M茅xico, y es posible que las becerras cursen con un cuadro similar. Las becerras mueren con abomasitis enfisematosa y dilataci贸n abomasal. Los cultivos anaer贸bicos de la mucosa abomasal necr贸tica muestran Clostridium perfringens en la mayor铆a de los casos.

Las clostridias pueden ser aisladas de varias muestras en diferentes casos cl铆nicos, particularmente en casos de enterotoxemia. Algunas especies de clostridias son encontrados en la flora normal del tracto gastrointestinal. Clostridium sordellii es clasificado entre las especies de Clostridium citot贸xicas, y ha sido aislado en casos de muerte s煤bita. Clostridium sordellii y Clostridium septicum est谩n entre los agentes que frecuentemente causan edema maligno, y adem谩s tambi茅n se reportan como causas de Braxy en becerros.

El papel etiol贸gico de Clostridium perfringes tipo A en el s铆ndrome abdominal agudo, caracterizado por timpanismo abomasal y ruminal, abomasitis, y ulceras abomasales puede ocurrir en becerros neonatos, e inducen anorexia, depresi贸n, distensi贸n abomasal, diarrea y muerte, a la necropsia se aprecian diferentes grados de abomasitis, hemorragias petequiales y equim贸ticas y 煤lceras en abomaso.

Con frecuencia estas infecciones clostridiales se asocian a trastornos metab贸licos, dietas relacionadas con sobrealimentaci贸n, alimentos fr铆os, calostro contaminado, o condiciones que afecten la disminuci贸n de la motilidad intestinal como la sobrealimentaci贸n, sustitutos de leche de baja digestibilidad, o mal mezclados, entre otros.聽 A la necropsia, el abomaso distendido contiene co谩gulos de leche y l铆quido sanguinolento y las paredes omasal y abomasal est谩n engrosadas y hemorr谩gicas. El duodeno proximal puede estar hemorr谩gico y enfisematoso. Al examen microsc贸pico se pueden encontrar bacilos Gram positivos en asociaci贸n con inflamaci贸n aguda de la mucosa, necr贸tica y hemorr谩gica. A pesar de estas lesiones solo alrededor del 15% de los animales con el s铆ndrome se a铆sla el microorganismo. Estas caracter铆sticas cl铆nicas patol贸gicas deben considerarse en el s铆ndrome abdominal agudo de los becerros neonatos que afecta animales de 2 a 21 d铆as de edad.

Material y m茅todos

Considerando que hay escasa informaci贸n sobre la patolog铆a del abomaso en becerras, en el presente manuscrito pretende informar sobre la frecuencia de la abomasitis en becerras Holstein estudiadas en la Unidad de Diagn贸stico de la Universidad Aut贸noma Agraria Antonio Narro, Unidad Regional Laguna. Se revisaron 1404 archivos de la Unidad de Diagn贸stico de la Universidad Aut贸noma Agraria Antonio Narro, Unidad Laguna, de los a帽os de 2008, 2009 y 2010. 575 archivos correspondieron a bovinos, 242 archivos fueron de becerras de 1 a 60 d铆as de edad, de 茅stas, 36 (14.87%) presentaron alteraciones en abomaso. Las becerras proven铆an de 20 establos lecheros de la Comarca Lagunera.

Lesiones del abomaso. Las lesiones macrosc贸picas encontradas fueron muy variables, se pudo observar engrosamiento de los pliegues de la mucosa abomasal, con edema, en ocasiones con otras alteraciones como hiperemia, congesti贸n, y hemorragias, 煤lceras milim茅tricas o muy amplias, y otras alteraciones. Se observ贸 moco, fibrina, la presencia de co谩gulos de leche y en un caso se encontraron tricobezoares.

En casos m谩s severos la mucosa mostr贸 necrosis, y enfisema difusos, desde la mucosa a la serosa. Se encontraron 煤lceras simples o m煤ltiples, de diversos tama帽os, con mayor frecuencia en la regi贸n pil贸rica, en la superficie de la mucosa, con hemorragias severas o perforadas, en estos casos fue com煤n encontrar contenido abomasal en cavidad abdominal causando peritonitis fibrinonecr贸tica, adem谩s una manifestaci贸n cl铆nica fue la melena.

Las lesiones histopatol贸gicas del abomaso mostraron edema severo en los pliegues desde la mucosa hasta la submucosa, en ocasiones con infiltraci贸n leve de neutr贸filos. Congesti贸n e hiperemia difusa de la mucosa con infiltraci贸n leve de neutr贸filos y hemorragias superficiales.

La abomasitis supurativa mostr贸 infiltraci贸n difusa de neutr贸filos, c茅lulas mononucleares, desde leve a severa, ocasionalmente con hemorragias leves en mucosa, el edema estuvo presente en la submucosa, escasos casos mostraron enfisema leve. Se encontraron 煤lceras multifocales, microsc贸picas.

La abomasitis necr贸tica enfisematosa present贸 necrosis de leve a severa, focal, multifocal o difusa, con enfisema en mucosa, submucosa y capa muscular, hemorragias, edema de los pliegues desde la mucosa hasta la submucosa, e infiltraci贸n de neutr贸filos en mucosa y presencia de flora bacteriana bacilar.

Las 煤lceras, manifestadas con p茅rdida de la continuidad de la membrana basal del epitelio, se observaron multifocales superficiales o extensas en las regiones f煤ndica y pil贸rica, hasta alcanzar la serosa, cuando 茅stas se encontraron perforadas, la infiltraci贸n por neutr贸filos y fibrina fue frecuente, en ocasiones con escasos monocitos y linfocitos. Con la perforaci贸n, la serosa present贸 necrosis severa, infiltraci贸n con neutr贸filos, fibrina y flora bacteriana diversa. Cuando las 煤lceras se observaron cr贸nicas, en la periferia se observ贸 fibroplasia y neovascularizaci贸n, adem谩s de c茅lulas inflamatorias.

Lesiones en otros 贸rganos. Se encontraron lesiones relacionadas con abomasitis como la omasitis, rumenitis, y reticulitis necr贸ticas y/o hemorr谩gicas. Sin embargo otras lesiones ent茅ricas concomitantes fueron las enteritis fibrinonecr贸ticas, enteritis necr贸tica, criptitis e ileotiflitis necr贸tica. Tambi茅n en alteraciones digestivas est谩 la peritonitis fibrinonecr贸tica, que es com煤n en las 煤lceras perforadas. Otra lesi贸n relacionada con la presencia de 煤lceras fue la papilitis necr贸tica renal. En el caso de las enteritis es importante determinar infecciones mixtas con otros pat贸genos como Rotavirus, Cryptosporidium spp y Salmonella spp. Adem谩s de verificar el uso adecuado de los antiinflamatorios no esteroidales, los cuales pueden ser causa de 煤lceras abomasales y lesi贸n renal.

Se encontraron otras alteraciones no relacionadas con las abomasitis como bronconeumon铆a supurativa, bronconeumon铆a por aspiraci贸n, pielonefritis, tromboflebitis yugular, y necrosis de Zenker del coraz贸n.

Conclusiones

Es necesario realizar estudios que definan el papel de C. perfringens, Sarcina, y la combinaci贸n de ambas enfermedades en abomaso de las becerras.

C. perfringes tipo A es la principal causa de muertes en becerras con enfisema abomasal agudo. Las becerras pueden estar aparentemente normales y al momento de la alimentaci贸n podr铆an morir con necrosis abomasal y timpanismo 12 horas despu茅s. En estos casos, cuando los signos cl铆nicos son reconocidos en la enfermedad aguda se observa depresi贸n, timpanismo, rechinar de dientes, y se niegan a comer.

Se puede concluir con esto que C. perfringes contin煤a siendo el responsable de la enfermedad abomasal severa aguda, como consecuencia de un mal manejo de la alimentaci贸n y un inapropiado uso de antibi贸ticos, adem谩s de la higiene. La contaminaci贸n fecal del calostro y alimentos puede ser una causa primaria de infecci贸n.