Las micotoxinas en la industria lechera. ¬ŅC√≥mo desactivar sus efectos adversos?

Las

Uno de los problemas más comunes en la industria lechera de nuestros días son los provocados por las micotoxinas, las cuales afectan parámetros productivos y reproductivos (síndrome estrogénico, abortos, etc), además de los relacionados con la calidad de la leche como el incremento en el conteo total de células somáticas y presencia en leche de Aflatoxina M1. La micotoxicosis también puede afectar el sistema inmunológico, deprimiendo al animal y haciendo los hatos más susceptibles a enfermedades.

Los hongos que originan las micotoxinas se encuentran en los cultivos forrajeros en mayor o menor grado dependiendo de las condiciones de cosecha y almacenamiento. La dieta de los rumiantes no es la excepción debido al uso de concentrados a base de granos y forrajes.

Hay más de 400 micotoxinas conocidas, sin embargo las micotoxinas que causan mayores estragos en la salud del ganado lechero son, por este orden, la producidas por hongos del genero Fusarium (zearalenona, T-2, DON), Aspergillus y Penicillium (aflatoxinas y ocratoxinas).

Cuadro 1. Principales micotoxinas a las que est√° expuesto el ganado lechero.

MICOTOXINANiveles máximos permitidosAlimentos afectadosSignos de intoxicación
Zearalenona> 200 ‚Äď 205 ppbMaiz, trigo, cebada, pastos
  • Abortos y menor supervivencia del embri√≥n
  • Infertilidad e hipertrofia de la gl√°ndula mamaria en novillas v√≠rgenes
  • Edema e hipertrofia de los genitales en hembras pre-p√ļberes
  • Vaginitis y secreciones vaginales
  • Feminizaci√≥n e infertiliad de machos j√≥venes
Tricoticenos (DON, T-2, DAS)T-2: > 50 ppb
DON: > 300 ‚Äď 500 ppb
Maíz, trigo, cebada
  • Menor consumo alimenticio y reducci√≥n de ganancia de peso
  • Producci√≥n de leche reducida
  • Diarrea y / o en√©mesis
  • Falla reproductiva
  • Mortalidad
  • Gastroenteritis, lesiones y hemorragia intestinal
Afatoxina (B1)> 10 ‚Äď 20 ppb en raciones para ganado lechero (y doble proposito)Ensilado de ma√≠z, ma√≠z, semilla de algod√≥n, cacahuate y soya.
  • Menor ganancia de peso
  • Producci√≥n de leche reducida
  • Disminuci√≥n de consumo de alimento y disminuci√≥n de la eficiencia de conversi√≥n del alimento
  • Reducci√≥n de la fertilidad
  • Mortalidad a niveles de exposici√≥n muy altos
  • Lesiones hep√°ticas con congesti√≥n y hemorragia
  • Acumulaci√≥n de √°cidos grasos en el h√≠gado, el ri√Ī√≥n y el coraz√≥n, produciendo encefalopat√≠as y edemas.
Ocratoxina> 200ppbTrigo, cebada, avena, maíz, otros
  • Edema pulmonar
  • Mayor mortalidad a niveles de inclusi√≥n muy altos

* Valores generales reportados en la literatura y que pueden variar dependiendo del país o los organismos internacionales que las regulan, como la Unión Europea y el FDA (USA).

Desactivación de los efectos adversos de las micotoxinas

Las micotoxinas son un enemigo invisible e insidioso y frecuentemente invencible con m√©todos antiguos. Para mitigar los efectos adversos que producen las micotoxinas existen: m√©todos f√≠sicos, inactivaci√≥n por calor o irradiaci√≥n ultravioleta; m√©todos qu√≠micos, inactivaci√≥n y arrastre con solventes org√°nicos; y procedimientos bioqu√≠micos a trav√©s de la adsorci√≥n mediante la incorporaci√≥n de aditivos que no destruyen la micotoxina sino que act√ļan por fen√≥menos bioqu√≠micos en la luz intestinal en el cual se evita la absorci√≥n de estas toxinas y l√≥gicamente su distribuci√≥n a trav√©s del torrente circulatorio. Este √ļltimo conduce a la quelaci√≥n de mol√©culas v√≠a fuerzas electrost√°ticas, o por formaci√≥n de enlaces covalentes entre la micotoxina y el aditivo, de una manera irreversible y sin mayor efecto en la salud del animal ni su rendimiento, siendo eliminadas a trav√©s de las heces.

En resumen, existen dos vías para prevenir los efectos adversos de las micotoxinas: el de evitar que nuestras vacas consuman alimentos contaminados, o la del uso de secuestrantes o detoxificantes de micotoxinas que desactivan el poder tóxico de las micotoxinas de forma natural en el sistema digestivo del animal y que son dosificados en la ración alimenticia.

En el primer caso, son indispensables las buenas pr√°cticas agron√≥micas: t√©cnica de ensilado, tratamientos antif√ļngicos durante el almacenamiento, etc. No obstante y seg√ļn los expertos, el uso de secuestrantes o detoxificantes de micotoxinas ha resultado la medida m√°s pr√°ctica y casi indispensable en el manejo de las explotaciones ganaderas modernas, ya que resulta casi imposible ‚Äďm√°xime con los altos niveles de micotoxinas que reporta la alimentaci√≥n ganadera moderna- asegurarse de que en una raci√≥n no existir√°n estos contaminantes. Esto se explica a√ļn mejor porque la reproducci√≥n de los hongos es relativamente simple y r√°pida, s√≥lo necesitan: nutrientes, temperatura (5-44¬ļC rango absoluto), humedad (en ambiente 70% y en sustrato m√°s de 13%), ox√≠geno y tiempo (pueden crecer en una semana)

Sobre el uso de detoxificantes de 3ª generación. Surge una nueva era.

En el caso de los secuestrantes o detoxificantes de micotoxinas, podemos considerar la existencia de una primera y segunda generaci√≥n a base de arcillas y bentonitas, con un espectro de acci√≥n reducido, principalmente dirigido hacia la detoxificaci√≥n de aflatoxinas, micotoxina m√°s reportada en la literatura de pa√≠ses con climas fr√≠os. Sin embargo, y sirva como referencia el Cuadro 2 que acompa√Īa este art√≠culo, en los ranchos de la comarca lagunera, as√≠ como de otras √°reas lecheras de nuestro pa√≠s ‚Äď seg√ļn los datos obtenidos por la compa√Ī√≠a Celtic Holland Divisi√≥n M√©xico S.A. de C.V. despu√©s de muchos a√Īos de ofrecer servicios de an√°lisis con laboratorios reconocidos para la detecci√≥n temprana de niveles de micotoxinas en ingredientes o raci√≥n total- es muy frecuente la detecci√≥n de diferentes tipos de micotoxinas al mismo tiempo, en especial, la presencia de altos niveles de zearalenona, identificada ampliamente por los investigadores como causante de abortos y otros severos problemas de salud en el ganado bovino (ver Cuadro 1).

Por este motivo, la compa√Ī√≠a Celtic Holland Divisi√≥n M√©xico y su fundador, el Ing. Benjam√≠n Fuentes y Corona, se plantearon hace m√°s de 5 a√Īos ‚Äď en asociaci√≥n con Universidades como la Universidad Aut√≥noma Antonio Narro, instituciones como el Inifap (Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agr√≠colas y Pecuaria) , y el aporte de investigadores expertos en la materia- el reto de dise√Īar una 3¬™ generaci√≥n de detoxificantes de micotoxinas con una mayor eficiencia y amplio espectro, efectivo frente a altas concentraciones de aflatoxinas, pero tambi√©n y especialmente de zearalenona, T-2 y DON. As√≠ naci√≥ el detoxificante de micotoxinas¬†Celtic¬ģ¬†Zeta¬†(Z de zearalenona) definido como un producto bio-org√°nico con principios probi√≥ticos y prebi√≥ticos calibrado con un paquete enzim√°tico especifico sobre un veh√≠culo a base de aluminosilicatos, combinado con una porci√≥n precipitada para incrementar la superficie de contacto y adsorci√≥n. Por lo tanto, su mecanismo de acci√≥n est√° fundamentado en los mecanismos de eficiencia de las arcillas o bentonitas tradicionales y el tama√Īo de part√≠cula logrado mediante precipitado en el ‚Äúsecuestro‚ÄĚ de las micotoxinas que por su polaridad son adsorbidas; a√Īadiendo su componente bio-org√°nica, con receptores y enzimas espec√≠ficos para micotoxinas como la zearalenona que desactivan sus efectos nocivos en la salud animal. Este proceso de detoxificaci√≥n se da adem√°s sin que se produzca la adsorci√≥n de vitaminas o minerales, preocupaci√≥n en algunos casos del ganadero, sino todo lo contrario, se puede evitar la inmunodepresi√≥n causada por las micotoxinas y se puede llegar a prevenir y controlar las enfermedades causadas por las mismas.

La eficacia y los beneficios del uso de¬†Celtic¬ģ¬†Zeta¬†frente a altas concentraciones de zearalenona ha sido comprobada¬†in vitro¬†e¬†in vivo¬†durante los √ļltimos a√Īos, y con frecuentes pruebas de campo realizadas en las principales cuencas lecheras de M√©xico. Para analizar estos beneficios que¬†Celtic¬ģ¬†Zeta¬†brinda a la salud animal se ha venido evaluando. Sirvan como ejemplo los datos presentados a continuaci√≥n sobre el comportamiento de un hato de la comarca lagunera expuesto a una alimentaci√≥n en la que, previo an√°lisis, se han encontrado altos niveles de aflatoxinas y zearalenona principalmente, proporcionando una dosis de 20 g/vaca/d√≠a a todos los animales gestantes de la explotaci√≥n. Dicho an√°lisis se realiz√≥ durante los meses m√°s dif√≠ciles para la ganader√≠a lechera de esta regi√≥n, por el estr√©s cal√≥rico, y porque con las altas temperaturas se ve aumentada la contaminaci√≥n f√ļngica y por ende las micotoxinas. S√≠ganos en el pr√≥ximo n√ļmero.